Foro de rol, sólo para buenos roleadpres
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El vampirismo

Ir abajo 
AutorMensaje
Chloe Dumbledore
Emperatriz del Mundo Mágico
Emperatriz del Mundo Mágico
avatar

Cantidad de envíos : 153
Edad : 30
Fecha de inscripción : 06/03/2008

Power
Magia:
100/100  (100/100)

MensajeTema: El vampirismo   Sáb Oct 18, 2008 12:29 am

Hola a tod@s.

Como sabrán, la escritora Joanne Rowling en su saga del hechicero Harry Potter, menciona a los vampiros, los menciona como si éstos formaran parte del universo mágico en el cual se desarrolla la obra.

Por lo tanto, a pesar de que entre los protagonistas no hay uno, podemos afirmas que en la “historia” de HP sí hay vampiros.

¿Pero qué tipo de vampiros?, eso es lo interesante.


Desde hace seis mil años antes del nacimiento de Jesucristo, ya se hablaba sobre vampiros en el antiguo Egipto.

Criaturas que para sobrevivir, para existir, necesitaban ingerir sangre se seres vivos.

La figura del vampiro transcendió en la historia. Algunos personajes históricos como lo fue la Condesa Erzsébet Báthory se cree popularmente era una vampiresa.

Se le conoció como la Condesa Sangrienta, responsable de asesinar personalmente a más de seiscientas jóvenes doncellas, para así bañarse e ingerir su sangre. Actividades criminales que sostuvo la hermosa noble en su Condado durante años hasta que a la final fue ajusticiada.

¿Otros personajes históricos que se sospecha fueron vampiros?, hay bastantes, muchísimos. Para mencionar uno famoso: El Conde Vlad Tepes Draculea.

Personaje histórico genuino el cual inspiró al escritor Bram Stoker a crear el personaje del Conde Drácula.


El siglo XX y el presente siglo XXI han sido vigorosos y protagónicos para la figura del vampiro. Escritores contemporáneos como Stephen King, Anne Rice y guionistas y cineastas como Joss Whedon, han revitalizado al personaje.

Incluso al vampirismo se le ha adjudicado una explicación religiosa como es el caso de la novela “Drácula”, de Bram Stoker. Y una explicación enteramente científica, como la elaborada por los escritores de nuestra era, catalogando al vampirismo no como una maldición o castigo, sino como un virus. Siendo ésta última la teoría que goza de mi simpatía.


Ahora bien, en las diferentes obras literarias y películas sobre vampiros, muestran diferentes características con respecto a ésta condición.

En la novela “Drácula” apreciamos al vampirismo de la siguiente forma:

- Maldición creada por sólo DIOS sabe que poder. No creo sea producto divino. El inicio del vampirismo queda como un misterio en la novela de Bram Stoker.

- Los vampiros de la mencionada obra, sólo se pueden alimentar de sangre. Sus sistemas digestivos están atrofiados, lo único que nutre al cuerpo es la sangre. Vías respiratorias, sistema reproductivo, no tienen caso, están detenidos, como muertos. El vampiro necesita la sangre para existir, ésta culmina –de alguna forma– en las venas del vampiro en cuestión. El corazón está muerto, no late; lo cual nos trae una contradicción: ¿Si el corazón no trabaja, entonces como se distribuye la sangre por las desgastadas venas?.

- Los vampiros de la novela, poseen increíbles poderes: Pueden mutar a neblina, siendo ésta venenosa –dependiendo de la voluntad del vampiro–, pueden convertirse en un gran lobo, pueden convertirse en varios murciélagos o en ratas. Finalmente, poseen una fuerza, velocidad y resistencia superior a la de cualquier ser humano.

- Los vampiros son débiles contra el ajo y los objetos sagrados. Característica que siempre me causó gracia. Sin embargo, si tomamos en cuenta que un objeto sagrado influye pavor y daño sobre un vampiro, entonces podríamos concluir que el vampirismo sí es una maldición, un mal que es combatido con todo lo que es sagrado y bueno.

- El Conde Drácula (vampiro en la obra) puede deambular en exteriores durante los días nublados, si no le da directamente la luz del sol, todo irá razonablemente bien. Ésta característica convierte a la raza vampírica en las llamadas “criaturas de la noche”. Según Stoker es parte de la maldición del vampiro, éstos jamás podrá apreciar la luz del día. Graciosamente, esto nos trae una explicación científica: Quizás éstos seres sufren de una fuerte fotosensibilidad (la luz solar los lastima irremediablemente).

- Por alguna extraña razón, los ojos de los vampiros se tiñen rojos, como si las corneas y los iris se llenaran de sangre. Esto es bien curioso, pero ya forma parte de la cultura popular del vampiro. Stoker nunca explica el por qué de esto, simplemente lo narra, ojos rojos, no hagan preguntas ^_^

- El organismo del vampiro no envejecerá, ya que se asume que es un cadáver animado de alguna forma, un fallecido que se aferra a éste plano. Asimismo, curiosamente las heridas de los vampiros sanan rápidamente –exceptuando las quemadas–; pero requieren de una cosa: Descanso. Así es, el vampiro drena su fuerza con el paso de las horas y sólo podrá recuperarse bebiendo sangre y cayendo en un estado de sopor, una especie de coma.

- Los vampiros de la obra de Stoker sólo pueden caer en éste especie de coma inducido, si se encuentran en un ataúd rodeado, o que se encuentre sobre la tierra natal de aquel ser. Fíjense la locura: El Conde Drácula sólo podía “descansar” en un ataúd, cerrado, y que el mismo se encontrara en tierra de Wallachia, la cual es una región de Rumania.

- Los vampiros tienen colmillos retractiles para herir a sus victimas, esto no es nada novedoso, ya los egipcios concedían esa característica al vampiro.

- Una de las características más singulares es la habilidad que posee el vampiro de “encantar” o velar la voluntad del sexo opuesto. Obviamente, la obra nunca explica el por qué. Podría tener cierta explicación de índole científico: Quizás el vampiro puede emanar y expedir a voluntad una potente feromona, la cual hace “perder la cabeza” a la presa; esto facilita las cosas para la “criatura de la noche”.

- Finalmente, según Stoker el vampiro pierde automáticamente su alma inmortal, yéndose ésta al infierno, cuando el vampiro surge.


Bien, esas son las características del vampirismo según el escritor Bram Stoker. Algunas son hilarantes y jocosas, pero no podemos ser rudos con alguien que hizo más famoso el fenómeno del vampirismo.

Cosas como la repulsión hacia el ajo, quizás se deba a que el vampiro genera una fuertísima alergia contra tal. Pero estaríamos cayendo en paradojas: ¿Cómo le produce alergia el ajo si casi todo el cuerpo del vampiro está “muerto”?, ni siquiera sus pulmones trabajan.

Pienso que Stoker odiaba el ajo y por eso inventó semejante debilidad.

A pesar de todo esto, el vampiro del mencionado escritor es sin duda poderoso, fuerte, habilidoso, y en sí un mutante, recordemos sus muchos recursos. Pero debilidades como la de los objetos sagrados, el ajo y el que sólo pueda recobrarse en ataúdes en tierra natal, le resta muchos puntos a la condición de vampiro según ésta novela.


En 1976 el mundo literario conoció la novela “Interview with the vampire” (Entrevista con el vampiro), escrita por Anne Rice. Su serie de “Crónicas Vampíricas” cambiaron el fenómeno del vampirismo.

Gracias a éstas diez novelas que conforman la serie, se rompieron ciertos cánones:

- El vampiro no es débil ante ningún objeto religioso o sagrado, nada de esto le afecta. Asimismo, no pierden su alma al momento de resultar convertidos.

- Lamentablemente la luz del sol sigue afectando al vampiro, pero puede descansar su organismo donde le plazca, basta con que lo tape “algo”. El vampiro Lestat (protagonista importante de la serie) llegó a recuperarse estando acostado en una simple cama, cubierto por una sábana de tela común.

- Por alguna razón, según Anne Rice todas las vampiresas y los vampiros están buenísimos y son sexy. Al momento de convertirse en tales criaturas, sus cabellos se tornan sedosos, las uñas afiladas y preciosas, las dentaduras se limpian, la piel se hace fría, tersa y suave. Pero, el organismo sigue estando casi muerto. Dependen de la sangre para sobrevivir, si no se alimentan inician un proceso de degeneración física bastante notorio y desagradable. El sistema respiratorio, digestivo, reproductivo y demás, están en desuso. Y por último, el corazón no late, así que enfrentamos la misma anomalía que con Stoker: El corazón no late pero se distribuye la sangre. Curioso.

- Los poderes de lo vampiros se han acrecentado, pero sus habilidades han disminuido. Es decir: Ya no pueden convertirse en la variedad de criaturas que había establecido Stoker, pero con el paso de los siglos el don oscuro (como lo define la autora) se hace más intenso. Los vampiros ahora pueden leer la mente de los seres humanos incluso a kilómetros de distancia, pueden volar (inexplicablemente) e incluso pueden desdoblar sus espíritus; ya que según la escritora el vampiro no pierde su alma inmortal al verse convertido, como ya dije.

- La escritora alejó la explicación religiosa sobre el vampirismo, pero no deja bien claro de donde provino éste. Tan sólo narra el aparecimiento de los dos primeros vampiros, una pareja de emperadores del antiguo Egipto. Es una pena.


Y finalmente, la era dorada de los vampiros, establecida por autores contemporáneos así como: Stephen King, Joss Whedon, Marv Wolfman y Gene Colan, entre otros.

Poseemos hoy en día una buena explicación de lo que podría ser el vampirismo: Un virus

- Un virus que toma posesión del organismo cuando éste se desprende de toda su sangré y la sangre “contaminada” toma su lugar. ¿Por qué debe ser de ésta forma?, pues porque según ésta teoría los glóbulos blancos de los humanos son lo suficientemente desarrollados y fuertes como para matar el virus del vampirismo, pero si casi toda la sangre de un cuerpo es drenada, es otra historia.

- Los vampiros que surgen por el virus, poseen organismos que no envejecen, sus heridas sanan increíblemente rápido, obviamente no les lastima nada sagrado o de índole religioso (tampoco el estúpido ajo).

- Son muy fuertes, veloces y resistentes físicamente. Poseen sentidos enormemente desarrollados, mención especial a la visión y al olfato.

- Sus cuerpos están casi completamente vivos, el corazón trabaja, bombea la sangre, el sistema reproductivo es enteramente funcional pero el virus los hace estériles. Los vampiros no pueden tener descendencia como los humanos convencionales.

- Respiran, pero no es necesario lo hagan para continuar existiendo. Requieren de descanso, pueden hacerlo donde gusten, nada de ataúdes. Sus aparatos digestivos están operacionales, pueden ingerir alimentos, pero lo único que nutrirá a un vampiro es la sangre de un ser vivo. El vampiro podrá comer un helado de vainilla porque ama el sabor, pero esto no ayudará a sustentar su organismo. No se ven afectados por enfermedades.

- Con el paso de los años, ciertas habilidades irán surgiendo, las cuales aparecen en forma innata, quizás sean congénitas, ya que el virus aporta su información genética. Algunos vampiros aprenden a leer la mente de los humanos, otros consiguen volar, es difícil de clasificar. Recordemos la levitación, la telequinesia, la telepatía…

- Regresan los ojos rojos, los iris color carmín. Sólo que ésta vez depende del estado de ánimo del vampiro, por lo tanto es un elemento variable. Cuando un humano se hace vampiro, a veces su personalidad se altera, resaltándose así lo bueno y lo malo que aquel ser humano poseía en su psiquis.

- Y quizás lo más útil y significativo: Éstos vampiros no se ven afectados por los rayos ultra violeta, el sol no los lastima. La única forma en la cual morirá un vampiro es quemado de gravedad, a través de fuego, sea decapitado o pase una temporada larga sin ingerir sangre.


Éstos últimos vampiros de la cultura moderna son los que usamos y son aceptados en nuestra espléndida comunidad.

Me sentiré feliz si éste tema ayudó a alguien. Espero sus comentarios.

Me despido con un gran saludo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://conxurox.forospanish.com
 
El vampirismo
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Imeperio Mágico :: Entrada :: Descripciones y utilidades para el Rol-
Cambiar a: